Hospital Veterinario Pequeño Oso

Blog Hospital Veterinario Pequeño Oso

Este es el blog clínico y de opinión del Hospital Veterinario Pequeño Oso de Santovenia de Pisuerga-

Bienvenidos al Hospital Veterinario Pequeño Oso

Escrito por veterinario 21-10-2017 en hospital. Comentarios (0)

Saludos familia veterinaria.

Hoy quiero aprovechar para mostrarnos, abrir nuestras puertas, mostrar lo que podemos realizar, antes de contar los casos clínicos debemos mostrar hasta donde podemos llegar con nuestros medios.

Hace un año empezamos una pequeña andadura como centro veterinario, a penas una pequeña consulta con cuatro aparatos básicos, y un pequeño quirófano con un simple pulsi para pequeñas intervenciones. Si algo nos diferenciaba eran nuestra ilusión y ganas.

Efectivamente nos diferenció, poco tiempo después la gente empezó a confiar en nosotros, cada vez solicitaban más nuestra opinión y nuestra consulta. Nuestras manos se convirtieron en confianza para realizar cirugías.

Para dar correcto tratamiento empezamos a invertir, teníamos claro que la ética sería nuestro referente y en fijar nuestra idea de servicio veterinario, ahí surgió la idea del Hospital Veterinario.

Hubo que esperar unos meses de obras, cada vez metíamos más aparatos en nuestras pequeñas instalaciones viejas, íbamos creciendo día a día mientras nuestro gran sueño iba tomando forma con paredes y azulejos.

Hoy, ya viendo el resultado creemos que ya estamos a vuestra altura, a la altura de vuestra confianza, de vuestro amor por vuestros mejores amigos peludos.

Las instalaciones nos diferencian, los profesionales nos diferencian y las ganas nos separan mucho de una antigua veterinaria en ocasiones sin ética y moral.

Nuestras instalaciones ahora cuentan con los mejores servicios que hemos podido desarrollar, una amplia sala de espera para perros, dos consultas exclusivas para estos pequeños o grandes animales, sala de ecografía, sala de Rayos X, Laboratorio con las mejores máquinas para el diagnóstico inmediato a cualquier hora, peluquería canina preparada para todo tipo de pesos y pensando en perros con problemas articulares sin tener que subir a bañeras altas, zona de fisioterapia con cabina de láser, zona acuática y cintas.

Ya en otra planta consulta para gatos y consulta exóticos, con una sala de espera privada para evitar estrés, 2 zonas de hospitalización, sala de personal y habitación para dormir guardias. Y nuestra mayor emoción, nuestra zona de quirófano, dos salas, una pre-quirófano con zona de intubación y cabina de anestesia de animales salvajes,  y en la que también se encuentra nuestra UCI, con monitorización, oxígeno, fluidoterapia y lo más importante, tenemos pasión por las grandes razas, en nuestra UCI entraría hasta el perro más grande del mundo de forma cómoda.

Y nuestro quirófano, con todo lo necesario para llevar a cabo toda cirugía e intervención veterinaria. Es una zona de unos 25 m2 preparada para trabajar simultáneamente los profesionales anestesistas, cirujanos y especialistas con los que contamos.

Espero que pronto os animéis a conocer esta nueva veterinaria que ya algunos compañeros también comparten, alejemos ya esa vieja medicina veterinaria sin ética y sin ambientes correctos, piense que si usted no se operaría en cualquier sitio porqué su amigo peludo debe hacerlo.

Siempre a vuestra disposición 24 Horas en Calle del Pozo 6, Santovenia de Pisuerga.



Nuestro Motivo

Escrito por veterinario 27-03-2017 en Nuestro motivo. Comentarios (0)

¡Bienvenidos a nuestro Blog!

Soy Ignacio Arnáez, Director del Centro Veterinario Pequeño Oso. Quizás alguno de los que leen este blog ahora ya me conocen, otros  no, por ello voy a presentarme. 

No solo quiero presentar una historia o nuestra historia, si no los motivos que nos llevaron a este proyecto y las principales características personales y profesionales de los integrantes del centro.,

Desde pequeño tenia muy claro que mi labor estaba en cuidar de los animales, recién nacido llegando a casa del hospital ya me encontré con Tara y Blaki, los dos gatos mas buenos del mundo adoptados por mis padres que llegaron a vivir 23 años. Algunos años después apareció perdido "Paleto" un galgo español que nos enamoró tanto que cuando lo devolvimos a su dueño tuvimos que ir a la perrera a por otro perro, ese fue Sultán, un husky maravilloso con un carácter especial. Mientras tanto el resto de miembros de mi familia contaba con uno o dos perros en su casa también. 

Unos años después llegó Rocco, Oso y Aria, quizás el motivo de contar toda esta historia era llegar a este punto, todos los anteriores animales que nos acompañaron no solo eran mi mascota, eran mi familia, pero el caso de Oso es algo más excepcional.

Sin duda si en el proyecto en el cual vuelco el 100% de mi vida tiene su nombre es porque él es el motivo que despertó en mi la necesidad imperiosa de dedicarme a estar en clínica. Pensar que tantos de vosotros podéis sentir lo mismo que yo he sentido por él cada vez que enfermaba, me hizo pensar que puedo ayudaros con lo segundo más importante, su salud. Desde luego que lo primero es el amor de su familia.

Cuando puse en marcha este proyecto en mi cabeza estudiaba los principales problemas que suceden en otros centros veterinarios, tanto grandes como pequeños, principalmente veía que en muchos hay profesionales maravillosos, pero a veces tenían falta de motivación, como un médico este es un trabajo vocacional pero en ocasiones esa vocación se pierde, ya en otro post explicaré alguno de los motivos de la pérdida de vocación que pude ver. 

Otro era el trato, y no es el trato humano-humano lo que le suele importar al que acude a un centro veterinario si no veterinario-mascota. Sin duda esto deber ser primordial y también hablaremos de ello en otro Post.

Y quizás lo más importante de forma clínica que pude ver, era el tiempo, María Jesús Saumell, Directora técnica del centro y compañera a la que conoceréis escribiendo algún que otro Post o video y si acudís a clínica, me comentaba que ella pasó unos meses  en una clínica de EEUU y allí se dedicaba mucho más tiempo a cada caso de lo que aquí se dedica, por lo que todos los casos son resueltos con mejores resultados y los clientes y pacientes quedan más satisfechos.


Después de todo el estudio realizado, es hora de poner soluciones, por ello desde que abrimos las puertas en Octubre del año pasado, no dejamos de luchar y esforzarnos para hacer frente a todos esos problemas que surgen día a día en cualquier clínica con la mayor vocación, dedicación, y felicidad que nos da ver el fruto de trato trabajo, teniendo un crecimiento impensable que desde aquí os agradezco la confianza que habéis puesto desde el minuto uno de abrir nuestras puertas. 

Gracias por formar parte de nuestra familia.


Ignacio Arnáez

Director Clínica Veterinaria Pequeño Oso